motivacion

No abandones.

Cuando te cueste sonreír no abandones, aunque las cosas se compliquen, aunque estés cansado y dudes de poder lograrlo; si es necesario respira, descansa un instante pero no abandones. Encuentra una razón más y continúa, llénate de motivos nuevos.