Personal

Merecemos un tiempo fuera…

¡Hola! 🙋‍♀️

Si eres un adulto como yo, y en tu vida normalmente tienes que lidiar al mismo tiempo con las responsabilidades de la casa, el trabajo, las deudas en el banco, los proyectos personales, llevar una vida saludable, cuidar de la familia, la pareja, los amigos, etc, y además te esfuerzas por ser mejor persona, estudias y quieres crecer a nivel profesional y laboral… entonces te podrás identificar con este post.
Ahora, si sientes que haces todo esto a la perfección y logras mantenerte plenamente equilibrado, y además el dinero te alcanza, entonces necesito hablar contigo. 😊

Confieso que como adulta “responsable” me encargo fielmente de cuidar mi hogar, mis finanzas, mi trabajo, y todo lo dicho anteriormente; y sí, lo hago bien, me gusta porque amo todo lo que he construído en mi vida, pero me he olvidado muchas veces de algo más importante que todo eso y es mi propia salud mental, a esto le sumamos que soy psicóloga, así que hay una presión externa con la que he tenido que lidiar, porque a otros les resulta un tanto extraño que un profesional de la salud mental sufra de estrés, es decir, ¿cómo es posible que alguien que, se supone es quien ayuda a otros a encontrar respuestas y a esclarecer sus ideas, de repente de sienta confundido, cansado, abrumado o que necesite ayuda?.

En todo caso, resulta que, no sé si fue justamente a raíz de la pandemia, pero nos dió a todos de un momento a otro por ser muy productivos; porque nos dijeron que había que aprovechar el tiempo, porque las dinámicas de trabajo y de la casa cambiaron, porque era un tiempo prudente para pensar en generar cambios, reflexionar y porque de ésto teníamos que salir “mejores”.

Bueno, no voy a negar que estos meses de confinamiento me han permitido poner en orden muchas cosas en mi vida, pero si algo me ha quedado claro, sobre todo en estas últimas semanas, es que para ser mejores en algún aspecto no necesariamente tenemos que hacerlo todo, no tenemos super poderes, y tampoco tenemos que estar al 100% siempre porque la motivación en algunos días es variable, la mente se agota cuando queremos controlarlo todo, nos empezamos a sentir cansados, agitados y cuando no hacemos caso el cuerpo grita, entonces nos llegan los dolores de cabeza, cuello y espalda, porque no, no podemos cargarlo todo, así que necesitamos liberarnos, tal vez pedir un poco de ayuda, descansar, parar, y en definitiva necesitamos y sobre todo nos merecemos un tiempo fuera.

Me refiero a “un tiempo fuera” como un espacio de tiempo prudente en el que nos permitamos hacer menos cosas de las que hemos venido haciendo y que nos ha generado carga emocional, es importante un descanso, una desconexión, hacer una pausa e incluso alejarnos de algunas tareas.

Merecemos un tiempo fuera porque hay que recargarnos, aligerar las cargas un momento para poder continuar. Desprendernos un poco de tantas responsabilidades y centrarnos en nosotros mismos, volver a lo esencial; quizá sea un tiempo justo para reconsiderar prioridades, tal vez evaluar nuevas posibilidades, analizar resultados obtenidos hasta ahora y generar ideas que renueven nuestros proyectos.

Necesitaba escribir esto porque es terapéutico para mí, porque sé que a todos nos ha pasado y porque es importante reconocerlo. No todos los días tenemos el mismo semblante, no siempre seremos tan productivos como quisiéramos y eso está bien, porque todos necesitamos de vez en cuando un tiempo fuera.
💜
Gracias por leer

Curiosamente,

Jineth Ceballos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s