motivacion

¿Reconoces tus habilidades?

Cuando hablamos de habilidades nos referimos a la destreza que tiene una persona para realizar determinadas actividades. Es decir, la facilidad con que alguien puede ejercitar ciertas acciones y que finalmente pueden derivar en el descubrimiento o el desarrollo de nuevos talentos.

Hay quienes, desde muy pequeños cuentan con un entorno favorable para el fortalecimiento de ciertas habilidades, otros que logran detectarlas o desarrollarlas a medida que van explorando intereses y definen su gusto a muy temprana edad.  También hay quiénes crecen confundidos, un poco perdidos, y no reconocen muy bien hacia donde dirigir sus capacidades; pues no han logrado descubrir o más bien, «explotar» su talento, que por cierto puede ser innato o adquirido mediante algunas estrategias.

En fin, sin irme por las ramas, hoy quiero contarles que he notado muy a menudo que la respuesta a la pregunta «¿Para qué soy bueno?» cuesta mucho a veces; he visto cómo muchos se quedan analizando y buscando las palabras para describir-se. Y generalmente su discurso va acompañado de una incertidumbre muy notable por no saber con certeza qué es lo que quieren; hacia donde dirigir su energía, qué trabajo buscar, qué carrera estudiar, qué negocio emprender, qué camino seguir. No saben para donde van, y eso paraliza, lo que finalmente se traduce en frustración, desmotivación y por supuesto, estancamiento en el logro de objetivos.

En resúmen: hay que conocernos; –me encanta como casi siempre que escribo sobre estos temas llego a la misma conclusión, pero es así de sencillo- si no sabemos quiénes somos, qué nos gusta, qué hacemos bien, qué podemos poner al servicio de otros…¿Cómo vamos a poder definir hacia donde queremos llegar?.

Así que, ¿Reconoces tus habilidades, para qué eres bueno, qué se te da bien hacer y que al mismo tiempo disfrutas? Si la respuesta es un «Sí» rotundo, pues como dice un buen amigo: «enhorabuena», espero que te encuentres disfrutando de lo que haces y logres lo que te estás planteando. Si por el contrario, la respuesta aún no la tienes muy clara, te invito a poner en práctica algunas estrategias para comenzar a descubrirla:

👉 Encuentra una actividad o un área de interés que te llame mucho la atención y llévala a la práctica. Estudia a fondo de qué se trata, indaga sobre el tema, investiga lo que puedas y coméntalo con quienes conozcas que ya lo practican o ejercen para que puedan guiarte un poco.
👉 Comienza por analizar las capacidades con las que cuentas para desarrollar esa actividad; intenta por ejemplo pensar desde pequeño en qué áreas de la escuela te sentías mejor o tenías un buen desempeño.
👉 Explora, establece un plan de estudio que te lleve a aprender sobre lo que ya has detectado e invierte en ello más tiempo cada día. La constancia es clave.
👉 Rodéate de personas que apoyen tus convicciones y tus nuevas pasiones; ésto te permitirá impulsarte y podrá ser, en principio, una buena dosis de motivación para ti.

Te darás cuenta que vas por buen camino si la información nueva que recibes o que encuentras no te abruma, si no te aburres fácilmente y, si no tienes que hacer un gran esfuerzo para mantenerte firme quiere decir que puedes estar encontrando la respuesta.
La clave está en disfrutar del proceso, darte la oportunidad de vivir cosas nuevas y comprender que los grandes cambios duelen, pero valen la pena cuando los consigues!  Éxitos.

💜 Puedes ir a leer también: «Me reto a ser la mejor versión de mí«, y luego pasas por «¿Qué te motiva?». En todo caso, muchas gracias por estar aquí. 🙌

Curiosamente,

Jineth Ceballos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s