motivacion

El amor propio…

Foto de Hassan OUAJBIR en Pexels

🙋‍♀️ Hola a todos, hoy a mi curiosa mente se le ocurre hablar un poco del amor hacia nosotros mismos…
El amor propio, la forma en que nos percibimos a nosotros mismos, el mucho o poco afecto que nos damos, todo eso que nos permitimos ser desde el interior, la autoconfianza, es la imágen que vamos a proyectar afuera e influirá siempre en nuestras relaciones interpersonales, en la toma de decisiones y en nuestra forma de solucionar problemas.

En un mundo que a veces se torna tan superficial, en el afán de estar siempre a merced de los demás, de satisfacer las necesidades de la empresa, el jefe, la pareja, los hijos, la familia, la sociedad, todo el mundo; muchas veces ocurre que priorizamos todo lo demás por encima de nuestro bienestar y resultamos olvidando lo fundamental del autocuidado, de establecer límites, de mirarnos al espejo y preguntarnos si estamos bien, de ser honestos y de sacar tiempo para nosotros mismos; por eso les quiero compartir algunas estrategias que podrían sernos muy útiles cuando de afianzar nuestro amor propio se trata:

👉 Cuida de tus necesidades básicas: Puedes empezar por incluir poco a poco nuevos hábitos saludables a tu vida diaria; incluir alimentos más sanos a tu dieta, tomar suficiente agua, realizar una actividad física que te guste, practicar algunos ejercicios básicos de respiración y dormir lo suficiente hará que te sientas mejor física y mentalmente, y estarás mejor preparado para enfrentar tus responsabilidades diarias.

👉 Ten el valor de decir “no”: No tienes que poder con todo siempre, y no puedes pretender ser indispensable para todos, es importante empezar a evacuar tareas y ser sincero si no puedes hacerlo, pues hay que reconocer que no todo está en nuestras manos; si es necesario delega o busca alguien que pueda ayudarte a establecer un orden y alivianar las cargas. Prioriza tu bienestar.

👉 Perdónate: De seguro has hecho o has dejado de hacer algo en algún momento de tu vida de lo cuál te arrepientes y que incluso fantaseas con devolver el tiempo para tomar la decisión que, ahora crees, era la que debías tomar en ese momento. Pues libérate de esa carga, perdónate y regálate la posibilidad de vivir sin culpas, eres un ser humano que necesita equivocarse para aprender; así que encuentra la manera de reconciliarte contigo y continúa a partir de esas lecciones que te dejan las situaciones del pasado.

👉 Practica la “gratitud”: Dar gracias por todo, por quién eres, por lo que has conseguido y puedes disfrutar ahora, te abre posibilidades de concentrarte en emociones positivas que te harán sentir mejor contigo mismo y con todo lo que te rodea; te permitirá concentrarte en soluciones, en lugar de volver al pasado para pensar en lo que pudo haber sido y no fue. Agradece y vive el presente.

👉 Sé consciente de tus pensamientos y deseos: Reflexiona acerca de las ideas que más ocupan tu mente durante el día; si son positivas o negativas, qué emociones te generan las cosas en las que piensas. ¿Te motivan y te alientan? ó por el contrario, ¿te generan frustración y te desgastan?. ¡Eres lo que piensas!. Analiza constantemente qué tanto influyen en tu auto-concepto los pensamientos más recurrentes que tienes.

👉 Regálate de vez en cuando algo que te guste; ya sea un viaje, una salida para ir de compras, un día de spa, un cambio de look; regálate un lujo, necesitas invertir tiempo en tí, en consentirte sin remordimientos.

👉 Evalúa y define tus propósitos: Tener claro hacia dónde vas te dará muchas respuestas sobre cómo emprender el camino. Piensa muy bien en lo que quieres lograr, establece tiempos y metas claras, revisa tus talentos y asume el reto de hacer un poco cada día en pro de tus objetivos.
(Puedes ir a leer mi entrada sobre: Claves para no perder de vista tu propósito de vida)

Hay que tener en cuenta que, amarse a sí mismo no es un acto que se da de la noche a la mañana; tampoco es algo que se consigue una sola vez como si fuese un premio o un incentivo por el esfuerzo invertido, no se trata tampoco de decirnos frente al espejo que nos amamos y que somos hermosos o hermosas. Hay muchos aspectos a trabajar cuando se busca el amor propio, se trata de un proceso constante de re-conocerse, de revisar, evaluar internamente como está esa imágen, qué tanta confianza me tengo para saber qué puedo lograr lo que quiero, qué es lo que pienso de mí cuando no lo logro y qué capacidad tengo de volver a plantearme nuevas formas de hacer las cosas.
Así que conócete primero, descubre tus necesidades y tus pasiones, sé compasivo contigo y nunca te olvides que eres más fuerte de lo que alguna vez creías. 😉

Gracias por leer. 💜

Curiosamente,

Jineth Ceballos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s