motivacion

¡Siempre que puedas, entrégalo todo!

Los que me conocen saben que mi frase de cajón es que “la vida siempre nos lleva hacia donde tenemos que estar”, justo en frente de aquello que necesitamos aprender para seguir el camino de construirnos; porque en eso estamos todos, en un camino, un proceso de construcción y evolución constante.

Y así es como de repente llegan oportunidades que no podemos dejar pasar; cuando nos enfocamos en lo que queremos y seguimos las señales correctas tomamos las decisiones certeras que siempre nos llevan a lugares llenos de aprendizajes inimaginables y a encontrarnos con personas que nos ayudan a crecer, madurar y a prepararnos para reconocer fácilmente la ruta por la que debemos continuar nuestro andar.

Por mi parte les cuento que en muchas ocasiones en mi vida, a través de mi profesión, he podido llegar a lugares donde habitan familias con recursos muy limitados. Tener contacto con personas que sobreviven ante tanta escasez me hace sentir, además de especial y privilegiada por todas las posibilidades que tengo, una gratitud infinita y a la vez una responsabilidad enorme por el papel que juega mi rol en esos lugares; me corresponde siempre entregar un mensaje, apoyar, guiar y transmitir esperanza.

A través de mis experiencias he logrado darme cuenta que la “pobreza” no solo se refleja en lo material, sino que también es un asunto de actitud, de la percepción que tenemos del mundo, de nuestra capacidad, y muchas veces voluntad para salir de una zona de confort a buscar nuevas oportunidades; es la “pobreza mental” con la que muchas veces se asume la vida la que no nos permite alzar la mirada para ver más allá de un entorno ya conocido y emprender otros rumbos.

Nos ha sucedido a todos en algún momento: nos quedamos paralizados, como si no existiera todo un mundo de posibilidades afuera. Claro, probablemente nadie nos lo ha mostrado; pero entonces nos conformamos con lo poco que tenemos y comenzamos por creer que así tiene que ser, que eso fue lo que nos tocó vivir; cuando en realidad lo que está pasando es que la vida nos está dando la oportunidad de explotar nuestras habilidades y ser creativos, de agarrar fuerzas y tumbar los obstáculos para construir nuestro propio camino.

🌍 Yo sí creo que el mundo podría ser mejor si tan solo nos dedicaramos a trabajar por nuestros sueños sin dejar que nadie decida por nosotros; creo que haríamos una gran tarea y dejaríamos un gran aporte si paramos de quejarnos y en lugar de eso nos enfocamos, y ponemos acción a materializar lo que soñamos; construir poco a poco el futuro que anhelamos para nosotros, para nuestra familia e incluso poder ser referente para otras personas.

Ese es el llamado: entregarlo todo cada vez que podamos; hay muchos que necesitan una voz de aliento y esperanza, alguien que les de un poco de esa luz que tanto les falta y, que desde nuestro rol, cualquiera que sea, siempre y cuándo tengamos un poco más claras las cosas, podemos ayudar a iluminar el camino de alguien con unas pocas palabras, una sonrisa, un abrazo quizá, o con un simple consejo -que por cierto, admito, no es mi fuerte-.

Me convenzo cada vez más que en nuestro paso por este mundo, responder a nuestro llamado al servicio empieza por la disposición de aprender, crecer, evolucionar, y con eso, humildemente dar lo mejor de nosotros en todo lo que hacemos.

Por eso, siempre que puedas, entrégalo todo. 💪

Gracias por estar aquí.

💜

Curiosamente,

Jineth Ceballos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s