Sin categoría

La crisis laboral del nuevo profesional…

Cada año miles de profesionales salen de la universidad para enfrentarse por fin al temible pero esperanzador mundo laboral; salimos felices, con las expectativas puestas en ello, ilusionados, ¿con miedo? Sí, pero con fe, porque creemos que la crisis laboral es de los demás y que a nosotros eso no nos toca. En fin, nuestras expectativas personales bien altas y las de la familia más altas todavía, como si su futuro estuviera en nuestras manos.

Casi que inmediatamente comenzamos la travesía, Google y los buscadores de empleo se convierten en nuestros aliados clave, tratamos de conseguir contactos importantes, imprimimos varias hojas de vida “por si las moscas”, preparamos la ropa para nuestra primera entrevista. Mejor dicho: todo listo, ahora a esperar…

Lo que no nos imaginábamos es la cara que nos muestra la realidad cuando en la exhaustiva búsqueda conocemos poco a poco la demanda y la oferta del mercado. Un mercado castrante, exigente y a veces mediocre al que todos los profesionales salimos con deseos ardientes por trabajar, pero no nos ajustamos al perfil. Necesitamos con urgencia poner a prueba nuestros conocimientos, convencernos de que los años en la universidad no fueron en vano, poder demostrar al mundo nuestro saber y, cómo no, recuperar un poco el dinero invertido durante el transcurso de toda la carrera, o en el peor de los casos poder comenzar a pagar la millonaria deuda del crédito estudiantil, pero no, ahora resulta que estamos “sobre-perfilados” o no tenemos la experiencia requerida para el cargo, etc.

Salimos tan ansiosos por conseguir un trabajo, que nuestro objetivo resulta siendo precisamente eso: solo trabajar. Es real, a veces no pensamos en otra cosa sino en producir, tener un salario, garantías, estabilidad. Tanto es así que terminamos aceptando ofertas injustas por salarios más injustos aún; “porque toca”. Optamos por hacer parte de un sistema pésimo de empleabilidad en el que nos vendemos por cualquier paga con tal de estar haciendo algo; porque no hay más opción, necesitamos trabajar. La búsqueda es agotadora, y más agotador aun cuando resultamos trabajando en lo que no nos gusta, aguantarnos un mal jefe, jornadas laborales extensas, horarios y condiciones laborales pésimos y lo que es peor: la frustración de no poder ejercer tu profesión tal y como te la soñaste.

Finalmente, creo que el llamado como profesional es a re-inventarnos, claro que si podemos poner en marcha nuestro saber. Y el hecho de que el empleo esté en crisis lo podemos ver como oportunidad para volvernos más creativos y buscar algo qué hacer más allá de las ofertas laborales. El mundo está lleno de necesidades, pregúntate cómo pudieras resolverlas desde tu profesión, cualquiera que sea. Pregúntate qué puedes aportar aunque al principio no encuentres remuneración económica, esa recompensa llegará más adelante si haces bien las cosas y si eres consciente de que cada oportunidad trae consigo nuevas enseñanzas y lecciones que te harán crecer. Te aseguro que la búsqueda terminará y la crisis ya no te impactará cuando te des cuenta que hay que abrirse a nuevas posibilidades, ponerte a prueba a ti mismo, estar dispuesto a aprender de todas las situaciones buenas y malas. Y si tanto anhelas ejercer tu profesión como te la estás soñando, pues crea tu mismo la manera de hacerlo realidad, estudia, investiga, ponte a crear, busca alianzas con otros profesionales, construye, inspira a otros a hacerlo también y de paso estarías aportando a la solución de la crisis actual de otros colegas y compañeros que vienen en camino.

college-students-in-library_23-2147678904
<a href=”https://www.freepik.com/free-photos-vectors/people”>People image created by Freepik

Con amor para profesionales de todas las áreas y para los que se encuentran en formación.

¡Bendita sea la crisis que te hizo crecer!

Curiosamente,

Jineth Ceballos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s