motivacion

¡Lecciones de vida!

¡Hola!

¡Bienvenidos de nuevo a mi curiosa mente!

Hoy quiero contarles que durante los últimos meses me he preguntado mucho por todo lo que me hace falta aprender para ser quien quiero llegar a ser. Y es que, así como en la escuela te enseñan una lección y después pasas por una prueba; en la vida, primero tienes que pasar por la prueba para aprender la lección. Frecuentemente pasamos por situaciones que nos ponen de frente con aquello que más odiamos o más tememos. Sin lugar a dudas se trata de un plan perfecto de Dios, de la vida, del universo para aprender, madurar y crecer.

No sé si a ustedes también les pasa, pero yo constantemente me estoy preguntando cómo ser mejor persona, mejor profesional, amiga, esposa, etc. He buscado mucho y todos los días intento saber cómo hacer mejor las cosas y cómo obtener el éxito haciendo lo que verdaderamente me apasiona, pero lo admito, a veces olvido que superarse no es fácil y que es preciso pasar por momentos y pruebas que nos permitirán encontrar los cambios necesarios para seguir nuestro rumbo y llegar donde queremos llegar. Por ahí dicen que las buenas personas te dan felicidad y las malas, lecciones. Hace poco lo entendí. Por eso la vida nos presenta a las personas indicadas en el momento y el lugar perfecto para aprender, de ahí que cada persona es un “maestro”.

En nuestra búsqueda personal vamos a tener que pasar por muchas lecciones para encontrar nuestro verdadero propósito, recuerda que todo hace parte de un plan y ante las dificultades no queda más opción que tomar lo bueno y aprender de lo que no lo es y que no nos servirá para avanzar.

He llegado a comprender también que nunca habrá un tiempo mejor para emprender nuestros sueños, tenemos la mala costumbre de dejar todo para después: cuando tenga más dinero, cuando tenga más tiempo, cuando esté más preparado. La verdad es que con lo único que contamos es con el hoy, aquí y ahora; no hay más, y nos corresponde a nosotros mismos definir cómo aprovecharlo.

Es por eso que aquí voy, retomando el camino, recorriendo paso a paso, aprendiendo de todo y de todos los que me rodean. La verdad es que aún conservo algo de ingenuidad de mi niña interior, aquella que pasa por imprudente a veces, aquella que confía en exceso y se deja llevar por sus impulsos; la verdad es que me he visto obligada a agachar la cabeza, aceptar mis errores, tomar la lección, aprender y continuar.

Es así cómo te das cuenta que hay situaciones que tienen que pasar, errores que tienes que cometer para aprender las lecciones. La vida te muestra pasito a pasito cuál es el camino y ahí tienes que estar tú, preparado para seguir andando, buscando y aprendiendo…

“Si fallaste ayer no importa. Hoy tienes la oportunidad de comenzar de nuevo… de una forma más inteligente

Gracias, maestra vida!

Curiosamente,

Jineth Ceballos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s